Julio Melgar falleció el 19 de abril de 2019

Julio Melgar peleó la buena batalla

“Quiero levantar a ti mis manos, maravilloso Jesús, milagroso Señor”. ¿Cuántos han adorado a Dios con esta canción? Su autor, el pastor y salmista Julio Melgar, puede cantarlo en el Cielo desde este 19 de abril, al dejar el plano terrenal tras luchar contra el cáncer y haber cumplido su propósito en la Tierra.

En su vida dio testimonio de ser un verdadero adorador, esos que lo hacen en espíritu y verdad, como enseña la Palabra de Dios. “Yo siempre le prometí al Señor que, sin importar las circunstancias que tuviera, siempre le iba adorar”, se le oyó decir el pasado 11 de marzo, cuando varios amigos realizaron una noche de adoración e intercesión por su salud.

En aquella ocasión recordó que varias de las canciones que Dios le entregó, como “Creo en ti”, son una declaración profética del milagro que Dios hace en la vida del creyente. “Cualquiera puede levantar las manos cuando el Señor ya hizo algo, pero ¿y cuando no ha hecho nada? Yo nunca imaginé que iba a pasar por esto, pero ahora él está haciendo algo y yo ya adoré por anticipado”.

Claro que Dios estaba haciendo algo: preparando su corazón para este momento, en el que el nombre de Julio Melgar “fue promovido al salón de los Héroes de la Fe”, tal como comentó la cantante Julissa.

Por supuesto que el corazón se contrista cuando un ser querido deja de estar en medio de nosotros. El llanto es inevitable. “Se me quiebra el corazón al saber el enorme hueco que deja su partida en nuestra generación”, así escribió la puertorriqueña Christine D’Clario en las redes sociales. Pero Jesús se encarga de traer paz a los corazones, y tal como compartió el equipo de trabajo de Melgar en un comunicado, “tenemos un Padre bueno que sabrá sostener, sanar y fortalecernos como familia y ministerio”.

Bien cantó el guatemalteco en el tema “Ya no soy esclavo” que aunque el creyente pueda no entender muchas cosas, hay algo que siempre debe tener presente: “Solo sé que yo soy su hijo, y Él es mi Padre, y mi Padre me ama”.

A veces el cristiano se enfoca tanto en adquirir conocimiento –cosa que está bien, cabe aclarar– que puede descuidarse y olvidar el verdadero sentido de la vida: Cristo. El proceso que Melgar vivió con el cáncer lo llevó a volver al primer amor. “Dios me dijo que haría enardecer mi corazón, como los primeros días, cuando yo no sabía nada”.

“Amigo, te voy a extrañar. Siempre serás un gran ejemplo para mí”, comentó el venezolano Daniel Calveti. Ejemplo para muchos, a decir verdad. Cuán maravilloso es partir de este plano dejando un legado. “Sabemos que volveremos a vernos algún día allá en el Cielo. Pero mientras tanto seguiremos tu legado. Gracias por enseñarnos tanto, gracias por darlo todo por Jesús. Eres un ejemplo que seguiremos por el resto de nuestras vidas. Gracias por ser un padre para cada ministerio, y enseñarnos el verdadero propósito de la adoración”. Estas palabras del grupo Barak resumen el sentir de varios.

Hoy, cuando entre lágrimas y palabras de agradecimiento se le dice “hasta pronto” a Julio Melgar, no cabe duda de que su legado seguirá presente en los corazones de cientos de miles de cristianos que han sido impactados con sus canciones. Hoy, 19 de abril de 2019, hay una gran fiesta en los cielos, porque la voz de Julio Melgar puede cantarle cara a cara al Señor: “Recibe toda la gloria, recibe toda la honra, precioso hijo de Dios”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s