Maye Del Castillo, influencer cristiana

Maye Del Castillo, redes cargadas de ADN celestial

“Los que han nacido en la familia de Dios no se caracterizan por practicar el pecado, porque la vida de Dios está en ellos”

1 Juan 3:9 (NTV)

Huella… no hubo, no hay y no habrá otra igual a la tuya. En tu huella dactilar está contenido tu origen, tu esencia, lo que eres en verdad. Las redes sociales son de los medios más populares del universo de medios digitales, y allí está el secreto, son digitales porque dependen de “los dedos”, donde se encuentra nuestra cédula de identidad natural que es la huella digital, única, inconfundible e inimitable.

¿Entiendes que la era digital está en la punta de tus dedos? Es que cuando deslizas la pantalla o escribes en el teclado, empleas tus dedos, que son uno de los medios más poderosos de tu cuerpo, ¿por qué? Porque en ellos está contenida tu identidad, tu huella, que, traducido al lenguaje espiritual, es tu ADN, tu propósito, el “quién eres”, y, por ende, para qué eres quien eres. El día que Maye Del Castillo recibió esta revelación, empezó a ver las plataformas digitales como espacios para Dios y no para ella.

Es que su forma de relacionarse con las redes es clave: “El secreto está en dejar de hacerlas tan personales”, dice con franqueza. Es por ello que esta comunicadora es sumamente cuidadosa con todo lo que publica, pues sabe que tras presionar la tecla “Enter”, muchas almas serán impactadas.

Para quienes no la conocen, Del Castillo es locutora y líder espiritual de la iglesia Maranatha Movimiento de Unidad, ubicada en Caracas (Venezuela). Además, es conferencista e instructora de uso y manejo de la voz, oratoria y discurso, a través del taller “El poder de la palabra”,  porque como ella misma aclara, “hablar bien, además de talento, es una cuestión de carácter”.

En su rol como locutora, ha tenido la oportunidad de hacerse un nombre en medios abiertos, pues durante años trabajó en diversas emisoras, siendo su más reciente experiencia, ser la voz de las mañanas en Cadena Digital FM. Su paso por este último espacio marcó un antes y un después en su vida, llevándola a nuevos niveles de influencia para expandir el Evangelio.

“Cuando llegué a este medio, mi jefe me dijo que tenía prohibido predicar al aire y en los pasillos. Es decir, debía renunciar a ser quien soy. Sin embargo, acepté el reto, porque entendí de parte de Dios que yo tenía un propósito en ese lugar. Hoy puedo decir que el día que salí de esa emisora, cuatro años después, le había predicado a todos mis compañeros y radioescuchas”, comenta con alegría.

Esto, además, la llevó a ganar seguidores en las redes con distintos modos de pensar, pero con una misma necesidad: Cristo. “Me llamaba poderosamente la atención que personas que practicaban distintas ideologías (santería, libertinaje, agnosticismo, entre otras), me escribían y conversaban para decirme que les edificaba lo que yo publicaba, y lo que conversaba”.

Todas estas experiencias fueron llevando a Del Castillo a comprender que había sido constituida como una persona que influencia la vida de muchos, para la gloria de Dios. “Y quiero aclarar algo: si la Biblia dice que toda gloria es para el Señor, entonces tú estás en la obligación de recibir gloria por parte de los hombres para poder entregársela a Él. Quedarte con ella la convierte en vanagloria, inútil en esta tierra y también en el cielo. Debes dar a nuestro Padre toda la gloria, de lo contrario, te estás presentando con las manos vacías ante su presencia, pues, no podemos dar lo que no tenemos”.

Cada vitrina para un público específico

Esta venezolana tiene bien clara la audiencia que la sigue en cada una de sus cuentas. De esta manera, Facebook es el espacio en el que comparte sus reflexiones espirituales –de hecho, suele publicar devocionales en forma de nota–; mientras que Instagram está más enfocada en su faceta como locutora. Por su parte, Twitter es un mix de las dos anteriores. En todas está disponible como @MayeDelCastillo.

—¿Qué nos dices de la música, Maye? ¿Qué te gusta escuchar?

—Hay sonidos que me fascinan. Por ejemplo, las cuerdas me parecen sublimes, al igual que la música celta. Yo escucho mucha música.

—Si de artistas cristianos hablamos, ¿cuál o cuáles sigues?

—Tengo varios, pero puedo decir que Marcos Brunet es uno de mis preferidos, porque creo que hay unción fresca en sus trabajos. No se trata de un artista en especial, sino de la “cantidad de Jesús” que se escucha en los acordes.

—Tuviste la oportunidad de ser la anfitriona de la última Gran Vigilia de Oración. ¿Cómo te sentiste?

—Te confieso que es algo que todavía no logro internalizar. Estar en esa tribuna representó el cumplimiento de muchas promesas de Dios a mi vida, y así como subí, bajé, y allí lo dejé, dando gracias a Dios y prosiguiendo a la meta.

—Por todo lo que Dios te ha enseñado a lo largo de tu ministerio, ¿qué puede hacer el pueblo de Dios para ser más efectivo en las redes sociales?

Es sencillo: conocer, entender y aceptar que esos espacios, al igual que todo lo demás, le pertenecen a Dios. Eso nos lleva a dejar de publicar por publicar, y empezar a ser más intencionales. Nuestra vida es un púlpito, nuestra vida personal y la digital también.

Para ella, es necesario que los cristianos comprendan que el ser humano fue dotado sobrenaturalmente con la capacidad de comunicar: “Nuestros dedos, son las redes; nuestros ojos, la televisión; nuestros oídos, la radio… ¿qué estamos haciendo y qué podemos lograr con esa cualidad que Dios nos entregó?” Ella lo tiene claro: ¡proclamar a Jesús como Rey de reyes! Que todos conozcan la Verdad y que ella –la Verdad– se encargue de hacernos libres a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s