U2 y su relación con Dios

U2, los salmistas del Salón de la Fama del Rock & Roll

Si hay una agrupación que inyecta de Biblia sus canciones, esa es U2. Desde la primera canción de su segundo álbum en 1981, “October”, (“Octubre”), hasta su más reciente producción, “Songs of Experience” (“Canciones de la experiencia”), la banda perteneciente al Salón de la Fama del Rock & Roll ha recurrido en más de una oportunidad a sus raíces cristianas.

“En el vestidor, antes de un espectáculo, leemos los salmos como banda y luego entramos a las arenas y los estadios con las palabras encendiéndonos, inspirándonos”, reveló Bono, líder de la agrupación, en el documental de 2016 “The Psalms” (“Los Salmos”).

Esa pasión por las escrituras los ha llevado a componer temas como “I Still Haven’t Found What I’m Looking For” (“Todavía no he encontrado lo que estaba buscando”). En la canción se escuchan varias referencias bíblicas: “He hablado con las lenguas de los ángeles” (1 Corintios 13:1), “Creo en que venga tu reino” (Mateo 6:10), “Rompiste las ligaduras y soltaste las cadenas” (Salmos 107:13-14), “Llevaste la cruz de mi vergüenza” (1 Pedro 2:24).

También puede resaltarse “Yahweh”, perteneciente al proyecto de 2004 “How To Dismantle An Atomic” (“Cómo desmantelar una bomba atómica”). El mismo título del sencillo hace referencia al nombre del Señor, YHWH. Al final de este single hay un estribillo tomado de Mateo 5:14-16: “Toma esta ciudad, una ciudad debería brillar sobre un monte, toma esta ciudad, si es tu voluntad”.

En algunos conciertos se han registrado momentos en los que Bono lee algún salmo. Los seguidores también disfrutan de interpretaciones inspiradas en la Palabra, como “Gloria”, que hace referencia a Salmos 51:15; otra melodía popular es “40”, que fue tomada literalmente del Salmo 40: “Puse en el Señor toda mi esperanza; él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor, me sacó de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano”.

La razón de tanta admiración por parte de Bono hacia los Salmos, lo explica él mismo en la introducción del libro “Selections From the Book of Psalms” (“Selecciones del libro de los Salmos”): “A los doce yo era admirador de David (…) La letra de los salmos era tan poética como religiosa, y él era una estrella (…) Fue forzado al exilio y terminó en una cueva, enfrentando el colapso de su ego el abandono de Dios. Es aquí donde se dice que David compuso su primer salmo: una canción de blues. Así es como siento muchos de los salmos, como canciones de blues”.

Fueron las letras de este libro, acompañadas de buena música, las que enamoraron al artista del Creador: “La letra y la música hicieron por mí lo que un sólido argumento religioso nunca podría; me presentaron a Dios, no una creencia en Dios, sino un sentir experiencial con Dios. Como resultado, el libro de los Salmos siempre lo sentí abierto a mí”.

Y lo más importante de todo ese proceso de búsqueda: conoció a Cristo, quien, en las propias palabras de Bono, “es mi camino para comprender a Dios”. Así lo hizo saber en una entrevista transmitida en 2014 por la televisora irlandesa RTÉ.

Para él, respuestas como “un gran pensador” o “un gran filósofo” se quedan cortas para describir a Jesús. “Decía ser el Mesías y fue crucificado. Fue puesto en la cruz porque decía que era el Hijo de Dios. Desde mi punto de vista, o era el Hijo de Dios o estaba loco. Y encuentro difícil aceptar que millones y millones de vidas, la mitad del mundo, durante dos mil años hayan sido tocadas, hayan visto cambiar su vida y se hayan inspirado en un loco. No lo creo”.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s